"Ahora digo -dijo a esta sazón don Quijote- que el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho". Miguel de Cervantes.

miércoles, 16 de abril de 2014

Paseando junto al Eresma

Pinar en la Boca del Asno.Valsaín. Segovia
 A últimos de noviembre pasado llegó el momento de conocer la Boca del Asno, su adjunto paso del rio Eresma y el extenso y casi tupido bosque de pinar. Era pleno otoño, los altos y rectos pinos silvestres conformaban el paisaje típico de la zona de Valsaín. Hoy sus hojas de aguja han cambiado de color, del ocre anaranjado al verde intenso y siguen dando sombra al recorrido del Eresma, al menos en el tramo de la Boca del Asno.


El recorrido de esta segunda vez, en sentido contrario al anterior, ha supuesto otro disfrute de naturaleza, ampliado ahora con el cauce aumentado y vigoroso del Eresma que lleva sus frías y cristalinas aguas de deshielo al Duero a través del Adaja. El tramo fotografiado ya no dispone de camino enlosado de la época su impulsor, Carlos II, pero caminar arrullado por borboteo acuático y bajo las sombras del pinar -donde renacen florecillas delicadas frente a potentes hojas de zarza y agraciados helechos- hacen del paseo lento, un delicioso momento de tranquilidad contemplando también los cantos rodados modificados por el agua a través de los años y el origen de algunas pequeñas pozas cuyo obligado trasvase producen unas cantarinas cascadas. El momento fue relajado, pero breve, había que seguir. Seguro que se volverá.

 



















1 comentario:

Antonio Banus Pascual dijo...

Me entran unas ganas enormes de darme un paseo por alli, despues de ver este fantastico reportaje.