"Ahora digo -dijo a esta sazón don Quijote- que el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho". Miguel de Cervantes.

jueves, 27 de febrero de 2014

Plaza Mayor de Ocaña

Plaza Mayor de Ocaña. Toledo


Con dudas a primera hora y desafiando a las nubes a segunda, la salida nos ha llevado al amigo Cipriano y a mí a una desconocida plaza mayor, amplia y verdaderamente atractiva. Escribo de la del toledano pueblo de Ocaña, lugar que fue elegido por el insigne Alonso de Ercilla para su descanso final y autor de la inmortal obra épica “La Araucana”.

De factura barroca, se comenzó a edificar 1777 por orden de Carlos III. Su planta -cuasi cuadrada- tiene unas dimensiones de 55 x 52, 5 m con 18 y 17 arcos de medio punto de ladrillo en los lados mayores y menores respectivamente, que originan unos pórticos cubiertos sobre los que se levantan dos plantas abalconadas rematadas por buhardillas de buen porte. Fue escenario de acontecimientos históricos.

La Plaza –y su entorno de calles que acceden a ella- merece un desvío y visita en cualquier desplazamiento por la zona manchega. Las fotos.

 












1 comentario:

Antonio Banus Pascual dijo...

Precioso documento
Nuestro pueblos estan llenos de sorpresas