"Ahora digo -dijo a esta sazón don Quijote- que el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho". Miguel de Cervantes.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Lagunas de Ruidera

Lagunas de Ruidera. Ciudad Real


En la entrada de este blog de 27 de mayo de 2009 y con motivo de mi segunda visita al conjunto lagunar de Ruidera, al final del texto con el que comenté esta, terminaba escribiendo: “Como siempre, las fotografías, auténtico regalo paisajístico”. Y en esta enésima visita (la quinta) lo sigo manteniendo. 

En ellas, el paisaje, ahora otoñal, sigue siendo de gran belleza, los travertinos trasiegan el líquido elemento con el mismo o superior caudal de entonces, sus fondos, transparentes de arena y limo blanco, presuponen limpieza de aguas y por tanto procuradoras de hábitat alimenticio y de resguardo de las aves acuáticas que añaden mayor encanto al lugar, y su vegetación de carrizos y eneas, de vistoso color otoñal.

No puedo terminar este breve texto sin mencionar un emocionante y excepcional momento acaecido en esta visita cuando –con la grata compañía de Antonio y Quique- nos topamos con una familia de seis o siete cabras monteses a pie de asfalto, dejándonos –eso sí, un poco nerviosos- disfrutar fotográficamente de sus desplazamientos por el roquedal inmediato. Esto será el motivo de la próxima entrada. Entre tanto, insisto, “las fotografías, auténtico regalo paisajístico”.

 



































1 comentario:

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
http://plantararboles.blogspot.com
Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

Salud,
José Luis Sáez Sáez