"Ahora digo -dijo a esta sazón don Quijote- que el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho". Miguel de Cervantes.

domingo, 25 de agosto de 2013

Nocturno "cum laude"




Lindada por el novelesco rio Tormes antes de ofrecer sus aguas al gran rio Duero, he encontrado una vez más una ciudad tranquila de la que se desprende, al unísono, historia y arte, componentes fundamentales para formar parte del patrimonio universal desde 1988. Me refiero a la ciudad natal del cervantino Lázaro –pícaro y astuto- de Tormes, como no, y de su definido amo, el Ciego. Esta es, Salamanca.

El paseo que ahora presento, nocturno, corto y placentero, está reducido al espacio central del entorno histórico y monumental de Salamanca, y de sus rincones atractivos, vivos a pesar de la ausencia universitaria. Luz y belleza. Edificios inmensos de destacados tonos dorados. Todo ello obliga al revoloteo de los sentidos. Y a volver.