"Ahora digo -dijo a esta sazón don Quijote- que el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho". Miguel de Cervantes.

lunes, 19 de agosto de 2013

Calor y color

 
El esperado periodo vacacional veraniego llegó y con él la posibilidad de cumplir aquellas visitas y paseos que, desde la distancia temporal y física, se preparan para ese momento. Pero la realidad meteorológica puede acabar con ese cumplimiento. Así lo ha sido una vez más en mi caso. Y es que esa realidad meteorológica propicia la reducción y posposición de lo proyectado, incitando al letargo veraniego.


Rebuscando horas y temperaturas admisibles, se han conseguido las imágenes que dejo en esta entrada, dando fe del color que de forma extensa e intensa ofrecen los campos belalcazareños, despojados de sombras y vegetación cuando el calor se hace presente en su época estival. El animal camina en busca sombra y el triscar de algo no tan áspero como el pasto. El bosquete, aún verde a pesar de todo, presagia destrucción según aprecia en su vecindad. Y el castillo de Belalcázar, ese no es su color.




















1 comentario:

Antonio Banus Pascual dijo...

Calor trasmite Luis. Imagenes preciosas de un buen mes de agosto.
Un abrazo