"Ahora digo -dijo a esta sazón don Quijote- que el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho". Miguel de Cervantes.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Al final, en la bodega


Es ahora el momento de la vendimia, cuando el otoño, con paisajes excepcionales en la gran variedad de suelos y climas existentes en nuestro país que permiten el cultivo de las viñas con factores primordiales como la luminosidad, la temperatura y la pluviometría del lugar, ofrecerá, pasado un tiempo, caldos de reconocido prestigio dentro y fuera de nuestras fronteras.

En otras entradas he comentado y ofrecido fotografías del momento de la vendimia, sus viñedos, sus vides, sus labores de recogida, etc., sin llegar al punto final de todo el proceso como es el de la bodega. En esta, sin pasar por el de la elaboración del producto -aún no he tenido ocasión- dejo impresiones de la visita pasada a una de ellas en la Rioja.

El recorrido, lento y con curiosidad –sin información “ad hoc” para el profano- es a través de una extensa nave con barricas, con paredes y arcadas de hormigón y roca que almacenan temperatura y humedad en su grado idóneo para la crianza natural del caldo. Al final del paseo sientes haber modificado involuntariamente, el olfato, por olores casi intensos, la vista, aguzada por las sombras y penumbras y el oído por la escasez de ruidos perturbadores. Todo ello –explican- son las condiciones inmejorables para el envejecimiento de lo que he llamado “producto”, es decir, el vino. Medios y utensilios para la vendimia expuestos, vuelven el sentido hacia la nostalgia. La tienda, a la realidad.















1 comentario:

Antonio Banus Pascual dijo...

Hay en esta pagina un aire de realidad y una apariencia de nostalgia y romanticismo en sus textos. Muy buena Luis